Regresar a todos los árticulos

8 Problemas de selección de personal y sus soluciones

solucion problemas de seleccion de personal

Uno de los procesos más importantes para el reclutamiento de nuevos talentos en una empresa comienza por detectar los errores y problemas que se están cometiendo.

Hay que tener en cuenta una serie de factores que en algunos casos pueden afectar al proceso de selección, pudiendo afectar en los resultados de este.

De hecho estos puntos clave pueden determinar qué candidatos postulan para una oferta y cuáles se ajustan en mayor medida a ella.

Además, teniendo en cuenta que este tipo de procesos va a influir directamente en nuestro negocio, es importante realizar una correcta gestión con el fin de conseguir el mejor talento.

En TeRecluta sabemos que pueden haber muchos problemas en la selección de personal. Sin embargo te enseñamos los 8 inconvenientes clave y sus soluciones para que tu empresa consiga los candidatos ideales. Y, por supuesto, al trabajador correcto.

Problemas de selección de personal frecuentes

Toca dar paso a los problemas más habituales en los procesos de reclutamiento y a sus soluciones.

Utilizar las mismas plataformas siempre

Las tendencias cambian en todos los sectores y nichos. De la misma manera lo hace en los procesos de selección de personal. A razón de esto, los candidatos empiezan a utilizar distintas plataformas para postular en ofertas de trabajo. Y con esta tendencia el mejor talento, que antes podías encontrar en una sola plataforma, ahora se encuentra en otra nueva. 

Debido a este problema y a nuestra costumbre de publicar ofertas siempre en los mismos portales de empleo, estamos perdiendo la oportunidad de encontrar nuevos talentos.

Solución: Estudia las tendencias de tus candidatos. ¿Utilizan LinkedIn para encontrar nuevos empleos en tu sector? ¿Buscan en portales gratuitos nuevos? Entonces allí es donde debes ir. 

Por suerte para ti, TeRecluta tiene ambas soluciones en una. Así que te animamos a que la pruebes😋.

No comprender las características del puesto a cubrir

En algunos casos los departamentos de recursos humanos no comprenden, a fondo, las funciones que se realizan para los trabajos que necesitan cubrir. Debido a esto tampoco pueden entender qué características exactas deben poseer los candidatos ideales para que se conviertan en la opción ideal. Esto puede desarrollar un grave problema ya que puede demorar mucho el proceso de selección e incluso es posible que se seleccione al candidato erróneo.

Solución: Estudia el puesto que se requiere cubrir. Solicita toda la información necesaria y utilizala en el proceso de reclutamiento. Comprende que aptitudes, profesionales y académicas, son necesarias para el empleo antes de publicar la oferta.

Querer un reemplazo idéntico

Uno de los problemas más perjudiciales es pensar que se puede encontrar una copia del anterior trabajador. Incluso si se trata de un puesto nuevo, no debes fijarte en alguien concreto para la búsqueda de un candidato válido. Esto puede perjudicar mucho en la relación trabajador-empresa ya que, se tendrán unas expectativas preestablecidas sobre el individuo.

Solución: Encuentra el candidato ideal basándote en sus competencias y habilidades que mejor conecten con la filosofía de actuación de la empresa. Cumpliendo estos 2 requisitos podrás comprender mejor que personas realmente pueden sentirse a gusto en la empresa.

Ofrecer falsas expectativas de crecimiento laboral

Realizar falsas promesas puede deteriorar las relaciones trabajador-empresa hasta niveles inimaginables. Llegando incluso a forzar la salida de talento. Además no solo afecta al individuo en cuestión, sino que también afectará a los compañeros del mismo y a su confianza hacia la empresa. También debilitará la idea que tienen los empleados de su propia empresa y su compromiso con el capital humano.

Solución: Para el candidato es importante conocer los detalles y condiciones del puesto de trabajo para el que se presenta. A razón de esto debes tratar de ser franco con él/ella y mostrarle los caminos de crecimiento laboral que podrá obtener en tu empresa. Gracias a esto ahorrarás tiempo y dolores de cabeza en los procesos de reclutamiento.

Entrevistas demasiado guionizadas

Al igual que no hay 2 candidatos iguales, tampoco debería de haber 2 entrevistas iguales. El problema es que en muchas ocasiones las entrevistas se reducen a una lectura del currículo del candidato y las 9 preguntas clásicas. Esto perjudica directamente a la decisión final. Es posible encontrar un perfil ideal al que no se le da la oportunidad de preguntar acerca de sus dudas. También se le niega la oportunidad de conocer a fondo su experiencia laboral y personal.

Solución: Realiza una entrevista guionizada pero que dé pie a una conversación en la que se traten aspectos sin preparar. Por ejemplo; a preguntas acerca de un proceso en concreto, o la historia de la empresa, etc. Déjate sorprender un poco. Con esto conseguirás conocer más a los candidatos y lograrás más información de su personalidad. 

Ofertas poco atractivas y con falta de información vital

En innumerables ocasiones me he topado con ofertas que no muestran el salario y que solo incluyen algunas de las responsabilidades que conlleva el puesto. Pero una imagen vale más que mil palabras:

oferta de trabajo poco atractiva

Siendo sinceros: es difícil redactar una oferta de empleo más aburrida y con menos detalles.

Solución: Trabaja la forma en que presentas tu empresa. Muestra toda la información de la que dispongas. Resalta los beneficios del puesto para el que van a ofertar y todas las responsabilidades que trae consigo. En caso de que no puedas mostrar un salario exacto utiliza una horquilla. Por último, utiliza los llamados “Call To Action” y dile exactamente que debe hacer el candidato al terminar de leer la oferta. (Ej: Te animamos a que nos envíes tu Cv. No esperes más.) 

Y de nuevo, una imagen…

oferta de trabajo bien redactada

No filtrar por competencias ni realizar test y pruebas

Cuando damos con el que parece el candidato ideal, en ocasiones olvidamos que los estudios o la experiencia no lo son todo. Es habitual convencerse de que un individuo es perfecto y, a la hora de la verdad, no cumple con las expectativas. Esto se debe, en gran medida, a que los profesionales tienen competencias y habilidades que son difíciles de detectar sobre el papel o en una entrevista.

Solución: Realiza test y pruebas psicotécnicas y filtra por las competencias que más se adecuen al puesto y la empresa.

Ofrecer el puesto demasiado tarde

Se trata de un problema muy común. Y es que cuando no se tiene claro cuál es el candidato idóneo para la vacante, el proceso se alarga, y con ello las posibilidades de que el talento sea contratado por la otra empresa. Debido a este “simple” inconveniente podemos terminar perdiendo a más de un candidato y vernos forzados a invertir más tiempo y recursos en el proceso de selección.

Solución: Apoyate en herramientas que faciliten los procesos de selección para conseguir determinar el candidato ideal lo antes posible.

Si ya has pasado por un proceso de selección difícil, te recomendamos que utilices Te Recluta Gratis y compruebes los resultados.