Regresar a todos los árticulos

5 Claves para motivar un equipo de trabajo

como motivar un equipo de trabajo

Motivar un equipo de trabajo no es tarea fácil. Sin embargo la cantidad de beneficios que un equipo motivado puede aportar a una empresa o proyecto hacen que merezca la pena el esfuerzo.

Entre los principales beneficios se encuentran:

  • Aumento de productividad.
  • Reducción del absentismo laboral.
  • Mejor ambiente de trabajo.
  • Disminución de las rotaciones de personal.
  • Reducción de gastos.
  • Mayor comunicación entre el personal.

A pesar de los beneficios, muchas empresas siguen sin considerar “vital” la motivación de sus equipos de trabajo. Y esto es debido a que se trata de una actividad difícil de conducir.

Puede suponer una inversión de tiempo grande y, en algunos casos, menos beneficios de los esperados (no siempre se cumplen Todos los de arriba).

Sin embargo, nosotros creemos que merece mucho la pena invertir en la motivación del personal. Es por ello que te explicamos las 5 claves para mantener motivado tu equipo de trabajo, sea pequeño o grande.

Cuida el ambiente laboral

Cuando un trabajador se siente cómodo en su puesto de trabajo, será más productivo.

Para ello, haz partícipe a tus trabajadores de la toma de decisiones. También debes fomentar la creatividad y dar espacio a propuestas distintas a la visión de la empresa. 

Por otro lado, debes comprender las relaciones interpersonales que existen entre los colaboradores de tu equipo. De esta forma podrás comprender las actitudes y posturas de cada uno. Gracias a esto podrás adaptarte a las distintas situaciones que se den en el ambiente de trabajo.

Ergonomía y facilidades

No solo hablamos de sentarse en una silla cómoda. Cuando hablamos de ergonomía y facilidades nos referimos a todo aquello que está en tu mano para hacer más sencillo el día a día de tu equipo.

Por ejemplo, destinar presupuesto de IT a la compra de un dispositivo manos libres (si tu equipo está dedicado a la atención al cliente).

De hecho se trata de una parte vital para motivar un equipo de trabajo en cualquier tipo de empresa. Contra más facilidades se les de a tus trabajadores, más eficientes se volverán. Además contribuirás al anterior punto, haciendo que se sientan más cómodos en su lugar de trabajo.

Incentiva a tus trabajadores

Cuando un trabajador hace algo bien, házselo saber. Házlo públicamente con felicitaciones y tratando de recompensarlos.

Existen pocas formas más motivadoras que un jefe que te hace saber que está orgulloso de tu desempeño laboral.

Por otro lado también puedes ofrecer recompensas o fijar objetivos económicos para todo el equipo. Sin embargo debes tener en cuenta que no todos los miembros del equipo son iguales. De hecho, es muy probable que algunos no vean en las remuneraciones económicas una motivación. A razón de ello te recomendamos pruebes con el llamado salario emocional. Hablamos de remuneraciones en: Días libres, flexibilidad horaria, teletrabajo, etc.

La comunicación es la clave

Para motivar un equipo de trabajo debes considerarlo, en ocasiones, como individuos. Es por ello que reunirse y charlar con cada uno de los integrantes del equipo es un must. Habla con cada uno y comunícale exactamente cuales son sus funciones, que se espera de él/ella y cómo debe actuar en determinadas situaciones.

Con esto conseguirás que tu equipo se sienta seguro individualmente, haciendo que el grupo sea incluso más fuerte. De esta forma cuando se les planteen situaciones cambiantes sabrán cómo actuar. 

Seguridad = Motivación

Team Building

El team building es, en esencia, una serie de actividades que tiene como objetivo reforzar las relaciones interpersonales de los miembros de un equipo para alcanzar un mejor desempeño laboral y personal.

Se trata de realizar actividades dentro o fuera del horario laboral con las que todos los integrantes de tu equipo se muestran de acuerdo.

Cómo un ejemplo, podrías organizar una tarde de Paintball el viernes. O una cerveza al terminar de trabajar y unas partidas al futbolín.

Cómo puedes ver se trata de actividades más bien de carácter lúdico. Aunque también puedes tratar de proponer retos laborales a tu equipo, haciendo que, cuando los superan se sientan más unidos. 

Esto es debido a que en un trabajo se convive. A razón de esto es muy importante que los integrantes de tu equipo se sientan cómodos con todos sus compañeros. Así, ir a trabajar no supone un esfuerzo y, en algunos casos, es una fuente de alegría.

Ahora que ya sabes cómo motivar un equipo de trabajo para potenciar su productividad y su bienestar… es el turno de que lo pongas a prueba.

Si por el contrario necesitas completar tu equipo, en Te Recluta te ponemos fácil encontrar y seleccionar al mejor candidatos. Pruébalo gratis.