Regresar a todos los árticulos

7 Beneficios de contratar talentos Junior

beneficios talento junior

En el momento de seleccionar personal para nuestra empresa a menudo nos encontramos con este dilema: ¿Talentos Junior o Talentos Senior? Y a menudo resulta complicado decantarse por los talentos junior, es cierto. 

Sin embargo estos poseen una serie de habilidades y competencias que un individuo con gran experiencia no. 

A razón de esto te explicamos los 7 beneficios de contratar talentos junior en este 2020.

Toma nota. ¡Empezamos!

Adaptabilidad

Los jóvenes talentos destacan sobretodo por su capacidad para adaptarse. Tanto en las distintas situaciones laborales como en las interpersonales.

Se trata de individuos que aún no se han establecido en su sector profesional. Debido a esto buscan continuamente adaptarse en situaciones cambiantes. A diferencia del talento senior que ya se ha asentado y no precisa de modificaciones y, de hecho, probablemente las evite.

Si por algo en la actualidad es buscada la adaptabilidad es debido a los constantes cambios socio-económicos que estamos viviendo. Con ellos cambios en las estructuras empresariales y en la comprensión de sus productos y/o servicios. Los talentos junior son capaces de adaptarse con facilidad a estos ambientes ya que muestran buena disposición al cambio y gran aptitud al aprendizaje.

Innovación

Tal y como te explicamos en el primer punto, el cambio es constante en la actualidad laboral. Y este también afecta a las innovaciones que las organizaciones deben instaurar. 

Para este tipo de tareas el talento junior es ideal ya que aportan frescura a la filosofía de actuación de las empresas. 

Además poseen ese factor “actual” que generaciones pasadas no pueden igualar (debido simplemente a los diferentes parajes socio-económicos que han vivido). Comprenden mucho mejor tendencias del mercado y cómo acercarse a ellas. 

De hecho son capaces de plasmarlas y aplicarlas rápidamente gracias al uso de herramientas que han estado utilizando hasta el mismo momento de buscar empleo.

Por otro lado es cierto que, por ejemplo, un recién licenciado no podrá ofrecerte esa robustez de un trabajo impoluto. Pero considerando que el mercado actual es cambiante, en cualquier sector/nicho, es muy probable que la innovación sea lo que busca tu empresa.

Empatía

Si por algo se caracteriza el talento junior es por su capacidad empática. Se trata de individuos que saben ponerse en la piel de los demás. Saben que realizar este trabajo interno y externo les brindará experiencia en el futuro. Además comprenden que cuantos más puntos de vista puedan ofrecer cuando los problemas ocurran, más rápidamente podrán solucionarlo.

Y es que, ¿quién no ha analizado todo aquello que sus compañeros hacían, y cómo, justo cuando empezaba?

Si aún crees que la empatía de un joven talento no puede ayudarte solo piensa en cuando empezastes. En como afrontamos los errores y como te fijastes, por naturaleza, en tu compañero o jefe.

Competencias tecnológicas

Si hay algo en lo que orgánicamente no pueden competir los talentos senior son las competencias tecnológicas. 

El talento junior con mucha probabilidad ha crecido con nuevas tecnologías a su alrededor. Además las ha trabajado durante su estudios o prácticas empresariales. 

Esta capacidad unida a la actitud para el aprendizaje consiguen que los talentos junior, por naturaleza, adquieran competencias tecnológicas continuamente. De hecho les es más fácil y rápido formarlos en ambientes tecnológicos que a sus compañeros más experimentados.

Gracias a estas habilidades permiten que las organizaciones avancen velozmente hacia sus metas.

Actualizados

Relacionado con el anterior punto, los empleados “primerizos” son individuos que han convivido con una gran carga de información. Hablamos, sobretodo, de las generaciones de hoy. Tanto millenials como generación Z son individuos que conocen prácticamente acerca de cualquier tema del que se les hable. Gracias a esto son capaces de ofrecer soluciones y visiones dilatadas sobre temas complejos.

En añadido es sencillo para ellos comprender situaciones complicadas y extrapolar soluciones de problemas muy distintos.

Proeficientes con las TIC’s

Por si no fueran suficientes razones, los talentos jóvenes son muy habilidosos con las tecnologías de la información y la comunicación. 

No solo hablamos de las clásicas televisión, radio y digitalización de datos. Hablamos de las redes sociales y la presentación y tratamiento de datos. Desde Instagram hasta Youtube, pasando por Facebook, LinkedIn o Twitter y Google Analytics.

El talento más actual es, por tanto, el talento más digital. Y es que la comprensión de estos individuos sobre las tecnologías de la información es abrumadora en comparación con generaciones pasadas. 

Teoría reciente

Al tratarse de talentos primerizos es comprensible que los conocimientos adquiridos sean mayormente teóricos y meramente experimentales. 

Y aunque esto pueda parecer negativo, no lo es, ya que gracias a su reciente finalización de estudios saben exactamente qué deben hacer en las situaciones cotidianas.

Gracias a la especialización teórica los individuos precisarán mucha menos inversión inicial para su formación in-company.

Coste

Los recién graduados o certificados no poseen experiencia demostrable y en cargos de importancia para una organización. Este es un punto complicado para ellos ya que no pueden hacer frente a las responsabilidades que una empresa les demande. Esto se traduce inmediatamente en un salario competitivo y adecuado a sus competencias y experiencia.  

Es decir, mientras que un individuo experimentado precisará una inversión elevada de capital a la empresa, el talento junior tiene un coste muy inferior. 

Ahora ya conoces 9 beneficios por los que contratar talento junior para tu organización. Dales una oportunidad ahora mismo. Encuentra el mejor perfil junior en TeRecluta gracias a pruebas como el Test DISC.